La importancia de la actualización profesional para el diseño de hospitales

La importancia de la actualización profesional para el diseño de hospitales

El simple paso del tiempo genera que las cosas vayan cambiando en muchos ámbitos, existen avances tecnológicos que en tan sólo un par de años no hubiera imaginado que serían posibles.

Por ejemplo, nuevas reglamentaciones o modificaciones en normatividades pueden ser implantadas, una sana competencia dentro del entorno laboral  y el simple gusto por aprender más de nuestras profesiones, serían motivos suficientes para que cualquier profesional de la salud tome alguna medida para su actualización profesional constante.

Así como los médicos u otros profesionales de la salud se forman el hábito de adquirir un libro de su área, asistir a un congreso o participar en actividades académicas presenciales o en línea, que enriquecen su formación constante, esto debería de ser igual para el resto de los profesionales que laboral en relación a un entorno hospitalario.

Crisis económicas y calidad en las actividades profesionales, hacen que al finalizar los estudios universitarios no sea suficiente para ser competitivos, ya que en algún momento puede surgir una oferta en el campo laboral y la obsolescencia de personal calificado abre las puertas a nuevas oportunidades laborales.

En este sentido, algunas de las actividades que puedes realizar son:

  1. Usar las nuevas tecnologías. Sé voluntario para aprender sobre un nuevo software en tu despacho o área de trabajo, si no es posible, inscribirte a un taller, curso o diplomado que te permita obtener las habilidades de uso y las capacidades para dirigir un proyecto sobre esos temas en tu lugar de trabajo.
  2. Mantenerse actualizado. No permitas que el paso del tiempo te lleve con él, estudia o revisa continuamente los últimos avances sobre materiales, sistemas y acabados dentro de tu área de interés o línea de trabajo.
  3. Termina lo que te propongas. Si haz identificado que puedes o debes actualizarte en algún tema, haz un listado de las actividades que te gustaría realizar y en pasos pequeños determina cómo es que debes de hacerlo. Si comienzas por hacer mucho, seguro terminarás haciendo poco.

Finalmente, el tener una formación complementaria a los estudios universitarios, ayudará a que nuestra aportación en proyectos de salud, ayuden a mejorar la eficiencia, eficacia, funcionalidad y estética del hospital, que tendrá como resultado, mejorar la experiencia del usuario y por ende, su calidad de vida.