Economía y Sistemas de salud ¿Qué pasa en México?

Economía y Sistemas de salud ¿Qué pasa en México?

Como sabemos, a nivel internacional se han presentado complicaciones a nivel financiero, aumentando deudas públicas o comprometiendo capitales privados y esto, de una u otra forma compromete la estabilidad de los sistemas de salud públicos y privados. En este caso, se plantea un escenario en el que se vuelven más estrictas las políticas y los sistemas de evaluación en términos de eficiencia y por ende, un mejor desempeño.

Para esto, es necesario tener muy presente la cantidad de información necesaria para crear programas que ayuden a mitigar estos procesos, como: el costo promedio de cada paciente, de los medicamentos, prótesis, costes administrativos y de operación, instalaciones, entre otros. Lo que se busca es que se obtenga un tiple objetivo: alta calidad asistencial, mejores resultados de salud y menores costos.

Esta situación hace que los sistemas de salud busquen otras alternativas como la inclusión de la Industria 4.0 y la telemedicina en los centros hospitalarios, con lo que se busca optimizar el uso de las nuevas tecnologías de comunicación en tiempo real, con criterios de utilidad y seguridad.

Así mismo, como respuesta a las nuevas demandas y necesidades asistenciales, se plantea que exista una arquitectura y diseño funcional, flexible y adaptable, pero ademas de esta  falta de infraestructura hospitalaria en México, la OCDE (2016), destacó hace algunos años que es necesario consolidar un sistema de salud unificado y financiado de manera justa y sustentable, englobando los servicios de salud del IMSS, ISSSTE y el Seguro Popular, con convenios que se extiendan a enfermedades costosas, maternidad y cirugía selectiva.

Mientras que las instalaciones ya existentes, se verán orilladas a re-diseñar su organización con una visión que integre toda su cadena de valor de la red asistencial. Finalmente, se apuesta a que este tipo de medidas promuevan un avance en la gestión de la evidencia de los resultados, para dejar de lado prácticas ortodoxas y dar lugar a pruebas bien fundamentadas desde la experiencia y la evaluación, con lo que se espera que se promuevan y mejoren las prácticas y resultados asistenciales en términos de calidad y eficiencia.

 

Referencia. Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) (2016). Estudios de la OCDE sobre los sistemas de salud: México 2016.