3 maneras de disminuir el sonido en los hospitales

3 maneras de disminuir el sonido en los hospitales

Uno de los elementos que siempre están presentes en cualquier tipo de proyecto y en el que se deben de buscar opciones para contrarrestarlo, es el sonido. Lo podemos definir como una variación de presión en el aire perceptible por el oído humano y su unidad de medida es en decibeles. Para el caso de los hospitales, el sonido se convierte en un elemento importante, ya que está relacionado con la privacidad de los pacientes, familiares, equipo médico y todos los usuarios de un instituto de salud.

La privacidad se refiere a toda la información auditiva y visual a la que las personas tienen acceso. En este sentido, es necesario evitar que el sonido pase de un área a otra, pues justo los hospitales es uno de los lugares donde se recibe información importante o los sonidos de los aparatos médicos, de las centrales de enfermeras o de los pasillos, pueden generar incomodidad a los usuarios.

Así pues, para evitar que las personas puedan estresarse o sentirse incomodas por este tipo de cosas, mencionamos tres maneras de disminuir el sonido en los hospitales:

  1. Encubrimiento del sonido. Consiste en la instalación de un dispositivo que ayuda a mitigar el ruido ambiental, en ciertas zonas de interés. De tal manera, en la que se puede encapsular lo que está pasando sin la entrada o salida del sonido.
  2. Estratificación en muros. Es un panel que se puede colocar en muros; es un material especial que se ubica entre los blocks y el acabado de los muros. Ayuda a mitigar el ruido que se conduce entre habitaciones.
  3. Aislamiento acústico. Es la instalación de un piso especial, que ayuda a disminuir el ruido que se produce al caminar o por el traslado de aparatos médicos.  

Durante el desarrollo de un proyecto sanitario, es importante tener un panorama amplio para la integración de tantas soluciones como sean posibles para ayudar en mejorar la experiencia de los usuarios.